10 diferencias entre el Karate Okinawense y el Japonés

Motobu Choki aplicando tuidi (Naihanchin)
Motobu Choki aplicando tuidi (Naihanchin)

Interesante artículo de Jesse Enkamp
(traducido por Juan Antonio García)

“¿Conoces la diferencia entre el Karate Okinawense y el Japonés?

Yo no la conocía. Hasta que decidí visitar Okinawa, el lugar de nacimiento del Karate. Wow. Desde entonces he vuelto a esta increíble isla una docena de veces, principalmente para investigar sobre el karate. También he vivido allí en 2009, para estudiar japonés. Así que puedo asegurarte que… ¡hay MUCHAS diferencias entre el Karate Okinawense y el Karate Japonés! 

1. Posiciones más altas

El Karate de Okinawa tiene un montón de posiciones altas. ¿Por qué? Porque son naturales. Para la mayoría de la gente ¡son buenas noticias! Las posiciones profundas en karate pueden a veces hacerte sentir forzado, especialmente para los altos occidentales, y tienden a ser dolorosas para las rodillas, pies y espalda (particularmente si se hacen mal). Para tomar perspectiva , un zenkutsu dachi okinawense puede ser la mitad de largo que uno japonés. ¡Perfecto para los malditos vagos como yo!

Seisan Bunkai por Miyagi Chojun
Seisan Bunkai por Miyagi Chojun

Pero… ¿construirán estas posiciones altas piernas fuertes y vigorosas? Realmente no. Pero en cualquier caso esa no es la cuestión. Las posiciones de Karate Okinawense están pensadas para ser prácticas cuando se aplican a la defensa personal, y que puedan ser realizadas rápidamente y sin esfuerzo desde una posición natural. Ésta es la cuestión.

2. “Porqué” en lugar de “Cómo”

Si practicas Karate en Okinawa, escucharás a menudo la palabra “imi”. “Imi” se traduce como “significado”. Así que, en el Karate de Okinawa, el significado de una técnica es normalmente más relevante que cómo se ejecuta la técnica. El “Porqué” es más importante que el “Cómo”.

El Karate Japonés, por otro lado, suele estar más centrado en el “Cómo” que en el “Porqué”. ¿Cómo es eso? Hay tres razones principales para esto:

El significado de muchas técnicas se perdió durante la trasmisión histórica del Karate de Okinawa a Japón. Si no sabes el “Porqué” es más sensato enseñar el “Cómo”.
Los objetivos del Karate Japonés no están alineados con los del Karate Okinawense. Históricamente hablando, el Karate Japonés fue modelado para encajar en la vía espiritual (“Karate-Do”) de otras artes marciales contemporáneas como el Judo, Kendo, Aikido, etc… con el propósito principal de desarrollar el carácter de los participantes (a través del “Cómo”) . Los objetivos del Karate Okinawense han estado siempre orientados a la autodefensa (el “Porqué”).
El nivel de conocimiento marcial, por ejemplo, de la biomecánica del Budo, es mucho más profundo en Japón. Muchas técnicas del Karate Japonés han sido influenciadas por otras artes marciales, más asentadas en Japón, en las que los patrones de movimiento han sido bien estudiados.
Por ejemplo, un maestro japonés analizará profundamente los detalles de una kata (cómo girar tus caderas, cómo ajustar tus pies, cómo desplazar tu peso, etc…). Pero un maestro okinawense, en vez de eso, te recordará el objetivo de la kata. El “bunkai”.

¿Entiendes?

3 . Nada de “Osu/Oss”

En el Karate Japonés la palabra “Osu” (que se pronuncia “Oss”) es usada algunas veces. Esto se ha extendido también a occidente, y hoy en día es incluso popular en Brazilian Jiu Jitsu y MMA.

Los Okinawenses en general usan “Hai!” en su lugar.

4 . No es un deporte, es un estilo de vida

Cuando el Karate se introdujo en Japón, muchas cosas cambiaron. Por ejemplo, la gente empezó a competir. Mucha gente no sabe esto, pero los practicantes de Karate Japonés cambiaron muchas katas y añadieron un montón de técnicas nuevas de kumite, con el único propósito de marcar puntos en las competiciones.

Créeme: ¡nunca verás a un maestro okinawense enseñando una patada giratoria a la cabeza (nota del autor: ushiro mawashi geri)!

No me malinterpretes. La gente de Okinawa también compite hoy en día. Pero hay una gran diferencia. En Okinawa, el Karate no es un deporte. Es un estilo de vida. Como uno de mis amigos okinawenses, un 7º Dan de Shorin Ryu, me dijo una vez:

“El Karate es parte de nuestra identidad cultural”

Realmente lo es. La herencia del Karate está en todas partes en Okinawa y es una parte tan natural de su cultura, que sencillamente hace que no tenga sentido competir en eso. Un tallo de bambú que crece no compite con el tallo de bambú que crece a su lado. ¿Verdad?

5 . Chinkuchi en vez de Kime

One inch punch de Bruce Lee
Demostración Bruce Lee “Puñetazo en una pulgada”

En el Karate Japonés, el concepto de Kime es superimportante.

Probablemente habrás oído este término. La palabra “kime” viene de la raíz “kimeru” , que significa literalmente “decidir” o “pegar(unir)”. Kime significa detenerse instantáneamente al final de la técnica.

En el Karate Okinawense hay algo más:

¡Chinkuchi!

En el Karate Okinawense no es importante frenar la técnica rápidamente. Es más importante trasmitir toda tu energía al oponente, como una onda. Y en relación a esto, necesitas una explosión que libere la energía de todo el cuerpo. ¿Has visto alguna vez el “puñetazo de una pulgada” de Bruce Lee? Es un ejemplo perfecto de chinkuchi. La potencia lo es todo.

6 Armas de Kobudo

El Karate se hace fundamentalmente con las manos vacías. Pero en Okinawa, la mayoría de los dojos tienen armas en la pared. ¿Por qué? Porque practican Kobudo: el arte de usar las herramientas antiguas de combate del Karate.

Las 10 armas de Kobudo más comunes son: BoSaiTonfaNunchakuKamaTinbe/RochinTekkoKuwaSansetsukonNunti Bo.

Ahora, no es que el Karate Okinawense sea un arte con armas. Pero hace mucho tiempo, la zona rural de Okinawa era un lugar muy peligroso. La mayoría de los rufianes llevaban armas. Y si nunca has practicado con armas, es muy difícil defenderse de una. Por eso, los antiguos maestros de Karate eran también maestros de Kobudo.

7. Los aparatos de fuerza de la escuela antigüa

Aparatos de entrenamiento de karate okinawense
Elementos de entrenamiento

Hojo undo.- El Karate Okinawense siempre ha promovido el acondicionamiento físico. Porque si eres débil y frágil, simplemente no puedes defenderte de manera óptima. Así que desarrollaron un montón de locas herramientas para fortaleces y acondicionad sus cuerpos.

Estas herramientas son aún usadas en el Karate Okinawense de hoy. Algunas de mis favoritas son:

Makiwara : una tabla de madera flexible para golpear con el puño cubierta de paja. El dicho “un dojo sin makiwara no es un dojo” debería decirte como de importante es este artilugio de golpeo en Okinawa.
Chi-ishi: una piedra pesada unida a un palo corto de madera, hecho para ser balanceado alrededor del cuerpo para fortalecer los brazos, las muñecas, las manos, los músculos del torso y la espalda.
Ishi-Sashi: una pesa de hormigón con forma de candado, que originalmente se hacía de piedra. Se usa como las pesas rusas pero con movimientos de karate.
Nigiri game: grandes jarrones de cerámica rellenos de arena, que se agarran alrededor del borde (uno en cada mano) mientras se camina en diferentes posiciones, fortaleciendo el agarre, las muñecas, los brazos, las piernas y la musculatura del torso.
Tou: un manojo de bambú en vertical atado arriba y abajo. Se golpea con los antebrazos, los dedos, y los codos (como el makiwara), pero también con las piernas para acondicionar las espinillas.
En el Karate Japonés, raramente se ven estos aparatos, salvo el makiwara. Pero en Okinawa, los ves en cada esquina del dojo. Son esenciales.

8. Técnicas de Tuidi

Lo siguiente es algo llamado “tuidi”. Mientras el Karate Japonés plantea el combate en un rango de distancia larga, el Karate Okinawense prefiere un rango más corto, más cercano. Aquí es donde el “tuidi” entra en juego. El Tuidi es el método okinawense de agarrar, sujetar y dislocar las articulaciones de un oponente. Naturalmente, este aspecto del combate incluye también otras cosas desagradables como estrangular, desequilibrar, proyectar, enganchar las manos, golpear los puntos de presión y los centros nerviosos, etc…

Estas cosas se enseñan raramente en las clases normales de Karate Japonés. ¿Por qué? Porque, una vez más, el karate japonés ha sido profundamente influenciado por las tradiciones marciales que ya existían cuando fue introducido desde Okinawa. La distancia de combate original, corta, fue sustituida por otra más larga, y conceptos como “maai” (distancia de combate) fueron tomados prestados de la esgrima con la espada japonesa samurai (Kendo). Por eso el concepto de Tuidi no es importante en el Karate Japonés. Pero en el Karate Okinawense todavía se practica.

Un ejercicio común okinawense para practicar Tuidi se llama “kakie”, una práctica fluida de manos, también llamado “empuje de manos” en occidente.

De hecho, cuando se examina detenidamente una kata de la escuela antigua, verás que el bunkai de los movimientos de la kata tienen mucho más sentido en distancia corta que en distancia larga. Prueba y verás.

9. “Individualización” en lugar de “Masificación”

Como debes haberte figurado hasta ahora, el Karate Okinawense tiene muchas particularidades únicas. Para entenderlo realmente, tienes que experimentarlo de cerca. Básicamente, necesitas atención personal directamente del Sensei. Por esto es por lo que el Karate Okinawense es difícil de enseñar a un amplio grupo de personas a la vez. Simplemente no puedes dar la adecuada atención personal a un grupo de 50 alumnos o más.

Maestro Funakoshi Gichin enseñando Karate en la Universidad de Keio
Funakoshi Gichin enseñando Karate a estudiantes japoneses en la Universidad de Keio

El Karate Japonés, sin embargo, está hecho a medida de enormes grupos. ¿Porqué? Porque éste era el objetivo cuando fue introducido en las universidades de los alrededores de Tokyo, Osaka y Kyoto a mediados del siglo XX.

Este hecho, además de los campeonatos, es la razón por la que muchos movimientos de Karate Japonés son más grandes y más simples que los movimientos de Karate Okinawense. Era necesario que fuesen fácilmente vistos por enormes masas de gente.

En el Karate Okinawense es todo lo contrario. De hecho, el promedio de dojos de Okinawa tienen una sala para unas 10-15 personas. Este ambiente espartano de entrenamiento favorece concentrarse en la individualización, no como la instrucción masiva.

Lamentablemente, esta es la razón por la que muchos maestros okinawenses no pueden vivir del karate. No tienen salas para albergar suficientes estudiantes.

10. Uchinaa-guchi

Por último, aquí viene algo que debes haber notado a través de este artículo: el Karate Okinawense tiene su propio lenguaje. Uchinaa-guchi (literalmente “boca de Okinawa”).

Muchos términos de Karate Okinawense que he mencionado anteriormente (como chinkuchi o tuidi) no son palabras japonesas. Son términos antiguos del la lengua de Okinawa.

Algunos otros populares son: Muchimi, Gamaku, Meotode, Chinkuchi, Machiwara, Ti, Shinshii, Toudi etc… Algunos maestros de Okinawa aún emplean este lenguaje. Por ejemplo, cuando fui a Okinawa el verano pasado, aprendí una nueva kata llamada Tomari Chinto. En un movimiento en particular, mi sensei me dijo que hiciera un movimiento hacia arriba llamado “hanchaatii”. ¿Huh? Yo no tenía ni idea. ¿Qué quería decir? Cuando vio mi confusión, rápidamente se disculpó y dijo en un apropiado japonés “hana ageru”. ¡Ahora sí lo entendía! Esto demuestra que el uchinaa-guchi está todavía muy vivo hoy en día. Pero no se usa nunca en Karate Japonés. Solo en Okinawa.

Ah!, me gustaría añadir la número 11:

La atmósfera del dojo.

En Okinawa nunca temes a nadie del dojo. Nadie trata de hacerte daño o trabajar más fuerte que tú, y tampoco hay un “aura sagrado” alrededor del sensei. Todos son allí amigos, trabajando juntos en el espíritu del karate. Es algo bonito. Seguramente el ritmo okinawense puede parecer lento comparado con el “matar o morir” de algunos dojos japoneses, pero yo culparía al calor tropical

Al final, se trata de hacer lo que te gusta, ya sea okinawense o japonés. Tiene sentido ¿no?”

por Jesse Enkamp
(traducido por Juan Antonio García)

Puedes leer el artículo original aquí.